Tu propiedad en las
mejores manos.

Estamos aquí para asegurarnos de que disfrutes de tu segunda vivienda en Barcelona, sin ninguna preocupación por las gestiones o los trámites.

Mi nombre es Núria y soy la CEO de VenturaMeyer.

¿Sabes qué es lo que más me gusta de mi trabajo?

Cuando era pequeña mi padre, que es arquitecto, me llevaba a sus obras y me explicaba los planos y el funcionamiento de los edificios que construía. Me hablaba de los problemas que surgían y de cómo los resolvían.

Pero no eran las vigas y las paredes las que me llamaban la atención, sino saber que dentro de poco ese sitio sería la casa de alguien, que viviría ahí, comería ahí, reiría ahí y mi padre, con su mente resolutiva, hacía eso posible.

Quería formar parte de todo eso. Ofrecer soluciones a los problemas que surgían y ver el alivio en la cara de las personas cuando se enteraban que todo se había arreglado. Eso explica cómo me acabé dedicando a esto, ¿no?

Poder ofrecer alivio, tranquilidad y paz me llena de satisfacción y es la parte favorita de mi trabajo.

Soy Núria de VenturaMeyer, hija de padre español/catalán y madre alemana. Me he formado en Negocios Internacionales y tengo un posgrado como Agente Inmobiliario.

Soy una persona inquieta así que acabé haciendo varios intercambios y a estudiar en Suiza y en México, lo que me llevó a dominar 5 idiomas (Alemán, Castellano, Catalán, Inglés, Francés) y a conocer profundamente la cultura de negocio alemana y española.

Llevo muchos años viviendo y trabajando en Barcelona, y más de 7 años administrando propiedades.

Si has llegado hasta aquí voy a revelarte algunas cosas que muy pocas personas conocen sobre mí:

Soy una mezcla de culturas y de conocimientos diversos que me permiten ofrecer un servicio de calidad a mis clientes.

¿Qué más te puedes esperar de la hija de un arquitecto y una interiorista con tendencias perfeccionistas y un amor por la resolución de problemas?

Llevo toda la vida rodeada de edificios, construcciones y propietarios.

Por eso a nadie le extrañó cuándo decidí hacer un postgrado de Agente Inmobiliario ni tampoco cuando decidí comenzar mi empresa de gestión de propiedades.

Llevo 7 años haciéndole la vida más fácil a mis clientes y hoy en día puedo decir que cada día me enamoro más de mi profesión. Y es que no hay un solo día que resulte monótono o no me encuentre un problema que requiera una solución creativa.

Dicen que para amar tu vida debes amar lo que haces y no podría estar más de acuerdo.

Aunque añadiría que amas aún más lo que haces cuando ves el impacto que eso tiene en las vidas de los demás.

Poder ver que mis clientes se sienten seguros confiando su propiedad en mis manos, poder ver cómo sus inversiones prosperan me llevan a amar aún más lo que hago y con eso la vida.

El jamón, mejor que sea serrano.
Cuando vivía en Suiza echaba tanto de menos el jamón serrano que le pedía a todo el mundo que me trajera cuando venían de visita.

Mi lugar favorito de Barcelona es el mirador de los Bunkers del Carmel.
Porque desde ahí puedes ver gran parte de los edificios de Barcelona.

Tengo una hermana mayor.
Tengo una hermana mayor que se ha convertido en mi mejor amiga y que me estuvo apoyando en las primeras semanas de madre primeriza.

Me encanta resolver problemas.
Matemáticas era una de mis asignaturas favoritas al fin y al cabo.

Me encanta la organización.
Gestionar y organizar el tiempo, las tareas y las personas es la segunda parte favorita de mi trabajo.

Te mereces disfrutar de tu segunda vivienda sin preocuparte por nada más. Así que, si buscas una compañera de camino, toma mi mano.